(…)

Dónde está? – Gritó ella mientras entraba en la habitación – !¿Dónde está mi final feliz?! Lo prometiste!!!

Perdóname – dijo el con lágrimas en los ojos – Lo siento mucho, lo he perdido.

(…)

Advertisements