Comer saludable en estos tiempos es todo un reto, en mi caso cuando termino de trabajar lo único que quiero es acostarme tranquilita en mi cama y que la comida me caiga del cielo.

Aha! pero no todo es así de fácil, y comida caída del cielo equivale a comprar comida en la calle, lo cual nos deja con opciones muy buena pero MUY caras, o opciones Muy malas y MUY poco saludables, y yo no se ustedes, pero ya estoy cansada de comer Sushi que es la que encuentro que tiene un balance, pero comer arroz de noche… Por eso es que estamos así!

Pues he decidido quitarme la haraganería de los hombros y hacer algo por la patria, hoy le he dicho a Marco que en vez de salir a cenar como todas las noches hicieramos cena en casa, 1. Se ahorra dinero y 2. Sabes lo que le hechas

Hicimos una ensalada (SI! ensalada..DIETA) esta tenía:

1.Pimiento Rojo

2.Tomate

3.Maíz dulce

4. 1/2 Cebolla roja (Pequeña)

5.Lechuga

La sazonamos con un dressing de Vinagre balsámico, aceite de Oliva y Sal, y la acompañamos con un pan tostado… que marquito terminó quemando pero ese no es el tema.

Venga Hartura, aunque todos sabemos que una jartura de ensalada es como un tentenpié de algo pesado; Pero lo bueno es que no sentía que la comida se iba directo a mis Love Hangers… I am Happy.

La semana que viene, si Dios lo quiere y el la Sra. Haraganería me deja vamos a hacer pasta con pollo y brócoli. YEAH BABY! ah! y lo chulo es que gracias a Marrancini (#tumai) terminó siendo una cena romántica, a la luz de las velas.

XOXO

Advertisements