Desde siempre había querido ir a Italia, bueno, no solo a Italia, quería conocer Europa. París, Madrid, Barcelona y todos esos lugares que veíamos en las películas (en especial las de James Bond).

En Octubre del 2009 crucé en charco para estudiar un máster en Madrid, becada al fin lo último que tenía en la mente era irme a viajar por el mundo (como sabemos, viajar requiere algo que un becado no ve mucho… Dinero) pero Dios provee y Ryanair también y con los vuelos Low cost he tenido la suerte de visitar lugares que no pensaba pisar como Lisboa, Portugal para Semana Santa en compañía de mi amiga Maricha.

Pues esta ocasión en compañía de mi mami linda visité Italia, específicamente Milán y Venecia, Un lugar más que puedo tachar de mi lista the Things to do.

Milán es Interesante, no mucho que ver, pero lo que se ve es bello e impresionante, Il Duomo es una estructura imponente, te pierdes en cada uno de sus detalles, tanto interiores como exteriores, a su lado te encuentras con la Galleria Vittorio Emanuele la cual tiene en sus entrañas las tiendas más caras y famosas del mundo (y un Mcdonnal, Plop!). Además de eso puedes encontrarte varios monumentos por aquí y por allá que le quedan más que chiquito al duomo, pero como hay que matar el tiempo…

Milán es un lugar que merece la pena visitar, aunque se anda en menos de un día. Venecia es un post aparte, ya que es otra onda como dice una amiga. Pero gracias a Diosito estoy haciendo realidad mis sueños

Advertisements