La gente dice que las 11:11 es una hora mágica, y que mientras dure puedes pedir un deseo. Pero en este día mi hora cambió 17:17 y mi deseo… divertirme, se hizo realidad.

Es el 1er día de san Valentín que me la paso lejos de casa, sin las atenciones de mis padres, que aman este día y nos demuestran a todos cuanto nos quieren con pequeños detalles.

También, no me la pasé con la persona que debía de pasármela, es por esto que me entró todo el rollo de Odio San Valentín porque es un día comercial y blah blah blah.

Aunque estaba muy cansada, me levanté para ir a la iglesia y en la tarde, teniendo el mogollón de tarea, a las 4:45 tomé mi cartera y en mi vieja mochila china que le falta un tirante y metí la que es una almohada que casi no uso. Mi destino era el parque del Retiro, exactamente la plazoleta del Angel caído.

Llegué a las 17 en punto, y mis miradas iban de persona en persona preguntándome si estaban en ese lugar por la misma razón que yo…. Moca.

17:05, 17:10, 17:15… nada pasaba, de repente, a mis espaldas se oye un grito de guerra…. Y cuando me volteo… esto



Mi primera guerra de almohadas en Madrid, jejej, y me imagino que la primera para muchos

Si se preguntan ¿Cómo me enteré? pues entren a http://www.madridmobs.net/

No fue el mejor día de San Valentín, pero fue uno que nunca voy a olvidar.

Advertisements